eldiadelfindelmundo.es.

eldiadelfindelmundo.es.

Lo que nos dice el calendario Maya sobre el fin del mundo

Lo que nos dice el calendario Maya sobre el fin del mundo

Introducción

Desde hace muchos años, se ha hablado de la posibilidad del fin del mundo y de distintas formas en las que este podría ocurrir. Entre estas posibilidades, una de las más populares es la que se relaciona con el calendario Maya y su fecha de finalización: el 21 de diciembre del 2012. Este día se ha convertido en un objeto de atención y preocupación para muchas personas alrededor del mundo, y ha desatado una gran cantidad de teorías sobre lo que podría pasar en esa fecha y cómo se relaciona con el fin del mundo. En este artículo, vamos a profundizar en la visión Maya del mundo y su calendario, y explorar lo que nos dice acerca del fin del mundo.

La civilización Maya

La civilización Maya fue una de las más grandes y avanzadas del mundo precolombino, y se desarrolló en lo que hoy en día es México, Guatemala, Honduras y Belice. Esta civilización floreció durante más de 2.500 años, desde el año 2000 a.C. hasta la llegada de los conquistadores españoles en el siglo XVI. Los Mayas eran expertos en matemáticas, astronomía, arquitectura y escritura, y dejaron una gran cantidad de registros en inscripciones, códices y monumentos que nos dan información sobre su cultura y religión.

El calendario Maya

Uno de los mayores legados de los Mayas es su calendario, que es uno de los más precisos y complejos del mundo antiguo. El calendario Maya se divide en tres ciclos principales: el ciclo sagrado, el ciclo solar y el ciclo lunar. El ciclo sagrado, también conocido como Tzolk'in, es un calendario ritual que consta de 260 días. Este ciclo se divide en 20 días, cada uno de los cuales tiene un nombre distinto, y se combina con el ciclo de 13 días, llamado Trecena, creando un ciclo completo de 260 días. El ciclo solar, también conocido como Ha'ab, es un calendario civil de 365 días que se basa en el movimiento del sol. Este calendario se divide en 18 meses de 20 días cada uno, más un período de cinco días llamado Uayeb, que se considera un tiempo de mala suerte. Finalmente, el ciclo lunar, también conocido como el ciclo de la luna, es un calendario de 29.5 días que se basa en las fases de la luna. Este ciclo es utilizado principalmente para la agricultura y la pesca.

El fin del calendario Maya

El calendario Maya se compone de una serie de ciclos que se repiten continuamente, pero hay una fecha específica que ha llamado la atención de la gente: el 21 de diciembre del 2012. Según el calendario Maya, este día marca el final de un ciclo de 5.125 años conocido como el 13º B'aktun. Muchas personas han interpretado esto como una señal de que el mundo llegará a su fin en esta fecha. Sin embargo, para los Mayas, el fin del 13º B'aktun no significaba el fin del mundo, sino el inicio de un nuevo ciclo. De hecho, los Mayas tenían ciclos que duraban miles de años, y no tenían una concepción lineal del tiempo como la que tenemos hoy en día.

La interpretación occidental

A pesar de que los Mayas no creían que el fin del 13º B'aktun significara el fin del mundo, muchas personas occidentales han interpretado de manera diferente esta fecha. Algunas teorías afirman que en esta fecha ocurrirán desastres naturales cataclísmicos, como terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas o cambios en el clima. Otras teorías hablan de una invasión alienígena o un cambio en la polaridad de la Tierra que generará el fin del mundo. Estas teorías han ganado popularidad en los últimos años gracias a películas, libros y programas de televisión que han explorado la posibilidad del fin del mundo en el 2012.

¿Qué nos dice realmente el calendario Maya sobre el fin del mundo?

A pesar de que el final del 13º B'aktun no significa el fin del mundo según la visión Maya, esto no significa que la cultura Maya no tenga una interpretación acerca del fin del mundo. Los Mayas tenían un concepto de un fin del mundo, pero este no se relaciona específicamente con el 21 de diciembre del 2012 o con ningún otro día en particular. En la cosmología Maya, el fin del mundo se considera el resultado de la ruptura del equilibrio cósmico. Cuando los seres humanos abusan del poder y la fuerza, la energía del cosmos se desequilibra y esto provoca el fin del mundo. Para evitar esto, los Mayas creían que era necesario mantener un equilibrio entre los seres humanos y la naturaleza, y practicaban ceremonias y rituales para pedir la protección de los dioses y la energía cósmica.

Conclusiones

El calendario Maya es una de las mayores maravillas de la antigua civilización Maya, y ha sido interpretado de muchas formas diferentes en la cultura occidental. A pesar de que algunos interpretan el fin del 13º B'aktun como una señal de que el mundo llegará a su fin en el 2012, los Mayas no pensaban así. De hecho, el fin del 13º B'aktun marcaba el inicio de un nuevo ciclo en su calendario. La cultura Maya tenía un concepto de fin del mundo, pero este no se relacionaba específicamente con el 21 de diciembre del 2012. En lugar de esto, se relacionaba con el equilibrio cósmico y la necesidad de mantenerlo mediante rituales y ceremonias. Más allá de las teorías apocalípticas, el estudio y exploración del calendario Maya y su cultura nos permite una oportunidad para comprender la relación entre los seres humanos, la naturaleza y el cosmos, y reflexionar sobre nuestra responsabilidad en el mantenimiento del equilibrio del mundo.